viernes, 13 de marzo de 2015

Triadic Ballet, 1922


Oskar Schlemmer fue un pintor, escultor y coreógrafo que entró en la bauhaus en 1920, y montó el Triadic ballet. Tres bailarines, y tres actos con 18 trajes de formas geométricas MUY LOCOS. Extraigo más o menos de wikipedia: cada acto tenía un color y una atmósfera diferente, las tres primeras escenas sobre un fondo amarillo limón para evocar un estado de ánimo alegre, las dos escenas intermedias con un fondo rosa, festivo y solemne, y las últimas tres escenas, en negro, pretenden ser místicas y fantásticas. 
No os parece una chaladura total que en 1922 estuviesen pasando cosas así?

domingo, 8 de marzo de 2015

blossoming

La primavera va asomando! 






Este fin de semana ha florecido la primera florecilla de mi paraguayo. El viernes estaba el capullo a punto y el sábado con el sol, PUM! hola primavera! Estoy deseando que avance un poco la primavera y ver si le sale algún fruto, al ser autopolinizante tengo un poquito de esperanza puesta el él.
También ha sido un finde de horno. Me apetecía mucho hacer algo con fresas y encontré la receta perfecta. De estética me ha quedado un poco punk, porque era la primera vez que hacía crema, y no sabía que podía volverla a batir después de reposar, así que la repetiré otro día con lo aprendido porque de sabor estaba muuuy rica.

lunes, 16 de febrero de 2015

Carrie & Lowell




Salgamos del invierno esperando a Sufjan. 

domingo, 15 de febrero de 2015

cronuts & pelis = ❤

Este es mi plan de domingo. Mi garganta, ovarios et moi, necesitamos descansar.


Resulta que esta mañana (ATENCIÓN: vuelta atrás en el tiempo a 1995) me he hecho socia de un VIDEOCLUB! 

El otro día de casualidad leyendo un blog de estos de foodies, descubrí este videoclub-café en mi barrio. Pensaréis...de un post a otro el barrio se le ha gentrificado!? No, en realidad esto ya no es mi barrio, pero yo llamo barrio a casi cualquier lugar al que puedo llegar cómodamente caminando :D. El videoclub está en la margen pija de la Castellana, donde las familias llevan hijos de tres en tres todos vestidicos iguales y que tienen nombres como jacobito, lourditas y movidas así, y los padres llevan pantalones de colores imposibles (azul eléctrico, verde, NARANJA....).

Yo, que he vivido TODA mi vida encima de un blockbuster, y que era socia de todos los videoclubs existentes en mi ciudad (el blockbuster, el tres, el drugstore, boom, y más que no recuerdo) no os podéis imaginar la ilusión que me ha hecho. 
Alquilar una peli era un ritual. Bajar con el pijama debajo del abrigo, pasarme tres horas dando vueltas por los pasillos del blockbuster, y comprar un paquete de palomitas para microondas, y si todavía me quedaba paga, un haagen-dazs.

Ahora que piratebay vuelve a estar caído, las páginas de enlaces las están dejando secas, me he descargado varias veces un vídeo de dos horas con el trailer en loop de Magical Girl y filmin no satisface todas mis necesidades, me parece una tradición a retomar. 

Además es cuqui!!! por fin un sitio cuqui sin tener que bajar al centro!!! :D



viernes, 13 de febrero de 2015

Milagros

Siempre que paso por delante del cole de mi barrio, pienso que tengo que mudarme porque no quiero que mis futuros hijos tengan que ir a un colegio tan horripilante. Yo siempre había vivido en la periferia, sí, pero mi cole estaba lleno de árboles, teníamos un huerto y las paredes de fuera estaban llenas de murales que pintábamos nosotros mismos. De hecho, hasta hace bien poco todavía se conservaba una pirámide y unos patitos que pinté en el muro del cole cuando era niña.
Ahora, vivo en Tetuán de las Victorias, y cuando hablan de los barrios premium llevándose las manos a la cabeza, me descojono...como si no existiesen ya! Aquí se sabe bien lo que es no ser premium, y todavía puedes encontrar confeti de nochevieja en el suelo si te apuras. 
El barrio por lo general es un poco feo según que zonas, salvo algunas casitas neomudejares que se conservan todavía y algún que otro tesoro que vas encontrando, pues eso, estéticamente es un poco feo, y los coles pues igual. 
El Pio XII en concreto, es una pesadilla, como gris, lleno de barrotes, sin mucha vegetación en el patio, y ni un color más allá de ese marrón-tapa-pintadas, que me recuerda un poco al cole de Matilda, si no fuese por el azul de las pistas nuevas que les pusieron este verano. 
Pues resulta que de ese agujero, salió en 2012 Milagros (aunque yo me enterara el otro día por este artículo de guauguau), de la mano de Ana Molina (Hola a todo el mundo), un grupo de niñas de 13 años que hicieron algo tan maraviglioso como esto:


Yo, que me declaro super fan de las bandas de preadolescentes como supercute!, las shaggs, la hija de kotchalka haciendo el punk con butterfly starpower, june y los sobrenaturales, etc, por supuesto me declaro desde ya fan de Milagros. Y sobretodo de su profe, ojalá hubiese muchas más profesoras así en la escuela pública. Que hagan cosas diferentes, que les enseñen que aprender se aprende haciendo, y que pueden montar una banda o un arduino. Que les abran nuevos mundos y que vean que la música o el arte es tan importante para el alma como las mates para conseguir un trabajo.
Y es que los reyes magos me trajeron un par de libros de la enseñanza de reggio emilia y este proyecto me ha tocado un poco la patata. Y me gusta mucho ver que hay gente haciendo cosas diferentes accesibles para todo el mundo, y no solo para los niños cuyas familias puedan permitirse un colegio Montessori. 
En serio, escuchadlas! Hasta Kathleen Hanna les dedicó una entrada en su blog (click).

viernes, 23 de enero de 2015

everywhere we go



Los viernes son mi nuevo día más favorito. Ya era mi día favorito (breaking news!), pero desde hace unos meses es mi día mucho más favorito. Salgo del trabajo, y entro a clase. Grand battements con la guerra de las galaxias, entrechats con Jacko, y algunos clásicos de ayer, de hoy y de siempre, y se me olvidan los putos deadlines, los agobios y todas las mandangas. Pum! nada más existe! Solo yo y mis esfuerzos por moldear mis estúpidos pies planos.

La mayoría de la gente cuando piensa en el ballet, piensan en piezas arcaicas, con mucha narrativa, y les suelen venir a la mente las grandes piezas clásicas de siempre, obras como la bayadera, el cascanueces, el lago de los cisnes, etc. Pero hay otros mundos. En estos otros mundos está Justin Peck, coréografo del New York City Ballet que se ha aliado unas cuantas veces con Sufjan Stevens para hacer maravillas y mantener fresco el ballet clásico.

Aquí un par de vídeos, donde Sufjan pone la música y Justin Peck el talento para emocionarte en un marco más contemporáneo.





Ni que decir tiene que me refliparía poder ver algo de esto en vivo y en directo en el Lincoln Center. Pero habrá que conformarse con estos bocaditos. Gracias Internet. 

domingo, 18 de enero de 2015

mommy



Este fin de semana vi Mommy de Xavier Dolan y me gustó mucho. Desde hace unos cuantos años se le viene llamando el nuevo enfant terrible del cine, y el caso es que el tío es del 89, y tiene mucho mucho ojo y oído y qué sé yo. Delicias visuales. Si no habéis visto nada suyo, aquí alguien comparte un par de películas suyas que puedes ver enteras en youtube. Que las disfrutéis y empecéis guay la semana! :)

domingo, 11 de enero de 2015

vestiges & claws

Mi propósito para retomar el blog en noviembre se quedó un poco en agua de borrajas, pero eh, aquí estoy. La verdad es que el 2014 ha sido un año de estos que pasan un poco sin pena ni gloria, que se ha visto un poco ensombrecido por la monotonía, por el nada nuevo que contar, pero claro, no todos los años van a traer cambios y van a ser terremotos de acontecimientos, ¡eso no es bueno para nadie! y además como decía Schopenauer si todos los deseos se viesen satisfechos según nos despertásemos algunos hombres se morirían de aburrimiento, otros se ahorcarían, lucharían y crearían más sufrimiento por sí mismos del que ya tienen ¿En qué ocuparían estos hombres su vida, cómo pasarían el tiempo? Este año he estado bastante en mi cuevita, figurativamente, un poco huraña y oseta. Pero el 2015, desde luego será el año de cambios, del cambio, ¡ya lo dicen en la tele! y para mi también va a ser verdad e inevitable. Ya no podré cantar Tres años harto de Astrud para bien o para mal, ¡Y menos mal!
He hecho mi lista de libros de 2015, porque la de propósitos no me sirve para nada. Peticiones: aprender, porque no aprender nada me frustra muchísimo y me cabrea de verdad, y que la gente deje de compartir en facebook y por whatsapp el puto vídeo de los putos niños italianos que rechazan meterle un guantazo a una niña, pensando que es algo revelador y que prueba algo sobre la violencia de género. En serio, si no lo habéis visto quizás es porque vuestros contactos son más listos que los míos.
Un poco escéptica, con mi Seretide en la mano después de haber batido records de contaminación en Madrid a tan solo 11 de enero, sin que nadie haga  absolutamente nada, y sin poder alejarme demasiado de mi puto broncodilatador  y con todas las calles de mi barrio (no premium) llenas de basura y confetti aún de nochevieja, diré que el 2015 va a ser cojonudo, los Reyes Magos nos han traído una licuadora y empezaré a comer fruta a menudo, Jose Gonzalez saca nuevo disco en febrero, quizás conozca este año el país del sol naciente, y no sé que más, pero va a molar. Tiene que molar!