martes, 17 de abril de 2012

berlin (part 4)

Ay, me he ido desviando un poco del tema y he perdido el hilo de las fotos del viaje a Berlín. 
La otra vez que estuve no me dio tiempo a hacer muchas cosas de las que quería hacer, como visitar el archivo de la Bauhaus, así que esta vez no podía irme de allí sin pasarme.

Como no se podían hacer fotos dentro y yo soy muy miedica para saltarme la ley, solo tengo fotos del edificio, diseñado por Walter Gropius, fundador de la Bauhaus, en los años 60. 

El archivo es muy pequeño, a mi me apetecía mucho ver la parte de los textiles. Pero no había parte de textiles, solo estaba la African Chair de Gunta Stöltz y un tapiz de Otti Berger. Las mujeres de la bauhaus, relegadas a las "artes menores" hicieron cosas maravillosas.

"Según nuestra experiencia no es aconsejable que las mujeres trabajen en los talleres de artesanía más duros, como carpintería, etc. Por esa razón en la Bauhaus se van formando talleres marcadamente femeninos como el que se ocupa de trabajar con tejidos. También hay muchas inscripciones en encuadernación y alfarería. Nos pronunciamos básicamente en contra de la formación de arquitectas". Walter Gropius.
A pesar de su colega Walter y a pesar de que muchos diseños creados por algunas de ellas junto a sus colegas solo se recuerden por el nombre del hombre macho.




En Junio montan una exposición temporal de Benita Koch-Otte, una pena no haber coincidido. Aunque coincidí con la exposición Stühle ohne Beine, o sillas sin patas, en cristiano.






El archivo está dividido en tres zonas, una de ellas dedicada a la arquitectura, otra a las distintas disciplinas de la escuela y la última y la que más me gustó al mobiliario.









En junio, montan una exposición temporal de Benita Koch- Otte, una pena no haber coincidido. Aunque coincidí con Stüle ohne Beine, o Sillas sin patas, en cristiano, que también está genial, y tenían la loca loca loca Elephant Chair de Bernard Rancillac diseñada en el 31.


El  archivo está dividido en tres zonas, una de ellas dedicada a la arquitectura, otra a las distintas disciplinas de la escuela, y la tercera y la que más me gustó al mobiliario. Donde están las nesting tables de Breuer, que me las hubiese llevado debajo del abrigo sin pudor, y un mogollón de sillas de cuando el acero tubular era lo más de lo más.





Y bueno, igual que no me podía ir de Berlín si visitar el archivo, no me podía ir de Berlín sin encontrarme a alguien en pelotas. Así que por eso esta última foto está torcida, porque nos encontramos con un pervert, que se tocaba y nos sonreía con el pito fuera y mientras tiraban de mi para que nos fuésemos de allí. 


8 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

Oh! Pero no hay foto del tío en pelotas? :(

ardilla dijo...

jajaja pues sale en alguna de fondo porque antes de esto estuvo sentado al lado de nosotras en unas hamacas! pero bueno, vamos a preservar su intimidad :D

Bluesistheteacher dijo...

no entiendo nada de nada la antepenúltima foto.

por cierto, dichoso cromosoma Y, siempre igual!

ardilla dijo...

es lo mismo que la antepenúltima pero desde el frente!
lo del pervert fue un poco fuerte, más que nada porque me fastidió todas las fotos, o sea, menéatela si quieres y si te pone hacerlo en público, a mi ya no me escandalizas, pero apártate de la fachada un momentín por favor :D

ardilla dijo...

que la penúltima quería dicir

Bluesistheteacher dijo...

ay diossss entre la foto y lo del pervert, que més o menos veo por dónde va la cosa, me he hecho la pichaunlío!

dEsoRdeN dijo...

¿Los exhibicionstas tienen intimidad...?

ardilla dijo...

cierto! qué paradoja...