lunes, 23 de abril de 2012

love wheel spinning 'round 'round 'round 'round

El viernes cogí el ave para plantarme en valencia, y después de una croqueta rodante, la caída de pleno de mi móvil dentro de la ensalada y de una caída un tanto aparatosa, conseguí plantarme sana y salva en la sala "El loco" (qué clase de persona le puso ese nombre?) para ver a Daniel Johnston. 

Cuando entré ya había muchísimo público esperando, hacía mucho calor y no había aire acondicionado, pero poco nos importaba a todos los que estábamos allí. La gente se aferraba a su posición con uñas y dientes (yo sufrí el codo constante de una tía muy pesadita), no callaban, no paraban de hacer fotos con el móvil para el facebook/twitter y muy molesto en general. Especialmente una tía que tenía a mi lado, que no paraba de hacer comentarios del tipo "cuánto desafina!" "pero que mal suena! lleva púa?" En fin, no sé cuales eran sus expectativas, pero desde luego no parecía saber que iba a ver a Daniel Johnston. Pero para la gran mayoría que estábamos allí, como dijo I, cada desafine era como un regalo caído del cielo. Y yo solo tenía ganas de gritarle que cerrase el pico. 
Cuando conseguí abstraerme de todo lo demás, poco queda decir del concierto, fue muy emocionante. Daniel se plantó en medio del escenario con su atril, y pidió que le pusiesen un poco de luz para poder leer las letras porque no veía nada, así que un chico le colocó un foco que fue aplaudido por todos los que estábamos impacientes por verle empezar. Y lo hizo, con tres canciones acústicas y terminó con "True love will find you in the end". Cuando terminó el concierto, le vimos salir con su hermano hacía el coche que tenía aparcado justo en la acera de enfrente y estuvo haciéndose unas cuantas fotos con la gente. Yo me quedé mirándole como intentando captar ese momento que posiblemente no se vuelva a repetir jamás, y cuando se fue todos aplaudimos mientras con una mano sostenía su guitarra y con la otra nos decía adiós, con la mirada perdida en alguna parte, como pensando en otra cosa, quizá en su casa de Texas donde seguramente preferiría estar. 

No hice ninguna foto del concierto porque no quería resultar tan molesta como el resto del público me lo estaba resultando a mi, así que me compré una bolsita para el recuerdo. 


(Esta foto es del fb de La Casa Encendida, donde hasta junio hay una expo con sus dibujos. )

Pero una de las mejores cosas del viaje, a parte del concierto fue la compañía. Me gusta mucho ir a ver a R. Estuvimos paseando por la playa, nos comimos una paella deliciosa en el Palmar y estuvimos dando un paseo en barca y viendo garzas reales. Ojalá R, viviese aquí. 

 






+

Y esta foto me encanta a pesar de mi cara tróspida de hacer pompas con un chicle imaginario. 


7 comentarios:

dEsoRdeN dijo...

No estoy metido en el universo Johnston, pero si no me hubiera coincidido con mi partido de los jueves, habría ido a verle en diSoRderLand. Tengo la sensación de que puedo haberme perdido una oportunidad histórica...

(mola mucho ese pelo alborotado. ¿Y las medias de color...? ;P)

Bluesistheteacher dijo...

qué fin de semana más bien aprovechado!
diviso murciélagos y cuervos entre tantus pelos?¿?

X dijo...

VLC está tó guapa.

ardilla dijo...

tope guapi!!! Mr. X yo pensaba que ya no visitablas blogs! que siempre que entro al tuyo está igual que lo dejé!

X dijo...

Y no visito, pero por ti he hecho una excepción. ;-)

Clementina dijo...

:) te envidio! lo que daria por ir a un concierto de Daniel ♥♥ la verdad que si! esa chica que no disfrutaba y solo pensaba en lo que "desafinaba" :/:/ que gente rara hay en la tierra

!! lindas lindas fotos!!:):)

Bluesistheteacher dijo...

eooo!!